Absuelto el Coordinador de Seguridad al afirmar que su función deber ser coordinar empresas

La Audiencia Provincial de Jaén, en sentencia de 6 de Octubre de 2011, ha revocado la condena del coordinador de seguridad, absolviéndole de un delito contra la seguridad de los trabajadores y del delito de homicidio imprudente, al entender que su misión en la obra consistía en la coordinación de empresas, siendo obligación de cada empresa facilitar los medios de protección necesarios para sus trabajadores.

Esta resolución tiene su origen en un accidente laboral en el que resultó fallecido un trabajador mientras subía a la 2ª planta de un edificio en construcción, al objeto de realizar tareas de solado y alicatado, utilizando para ello un maquinillo que acabó desprendiéndose como consecuencia de una defectuosa sujeción al forjado.

La sentencia, que revoca únicamente la condena del coordinador de seguridad manteniendo la del constructor, analiza las funciones del coordinador en materia de seguridad y salud, afirmando que su misión se circunscribe a la coordinación de las actividades de las distintas empresas que concurren en un mismo proceso productivo, evitando con ello cualquier riesgo que pueda producirse al interferir unas empresas y otras, siendo, no obstante, el correspondiente empresario el obligado a facilitar cualquier medio de protección o prevención a sus propios trabajadores.

En este contexto, la Audiencia considera que el accidente se produce como consecuencia de la falta de prevención concreta de una de las empresas sin que pueda imputarse por tanto responsabilidad alguna al coordinador, siendo obligación del empresario velar por el exacto cumplimiento de las medidas de seguridad exigibles.

Así mismo, la propia sentencia hace hincapié en la existencia de cierta responsabilidad por parte de la victima al entender que la misma contribuyó de manera importante en el resultado del accidente, lo que trae como consecuencia una minoración importante en el importe de la indemnización de la que ha de hacerse cargo finalmente el constructor.