Musaat, siempre con los grandes profesionales
x
Buscar
viernes, 14 de mayo de 2021

¿Es necesario contratar un seguro para tu segunda vivienda?

¿Tienes una segunda residencia en la playa? ¿En la montaña? ¿En el pueblo? En estos tiempos en los que las restricciones de movilidad están a la orden del día, seguro que no puedes disfrutar de ella tanto como quisieras. Al estar cerrada y desocupada tanto tiempo, es inevitable que te preocupes por cómo la encontrarás cuando por fin puedas acudir a ella, a lo mejor en los meses estivales, y te plantees aumentar la protección de este segundo hogar.

Seguro Multirriesgo Hogar. Para lograr la mejor protección de tu segunda residencia, es recomendable contratar un buen seguro de Hogar adaptado a todo tipo de viviendas, con coberturas especiales según el uso que se haga del inmueble. No es lo mismo asegurar tu casa habitual, en la que pasas la mayor parte del tiempo y estás en ella casi todo el año, que tu casa de vacaciones, en la que apenas vives y solo disfrutas de ella muy pocos meses. Además, por lo general, esta segunda residencia estará en zonas alejadas de los grandes núcleos urbanos, y puede ser más susceptible por ello de ser objetivo de los ladrones, siendo este un riesgo principal ante el que asegurarla.

Qué hay que tener en cuenta. Por tanto, un buen seguro para tu segunda residencia debería contar entre las garantías básicas con robo, atraco, expoliación y hurto en el interior de la vivienda asegurada y daños en continente por robo. Pero también te debería cubrir posibles riesgos en el exterior del inmueble, como incendio, explosión, inundación, rotura de lunas y cristales, daños por agua, daños eléctricos… Son situaciones imprevistas y muy poco controlables si no estás habitualmente en la vivienda, por lo que contar con una buena póliza que te proteja ante estos posibles percances te evitará sorpresas.

Además, el seguro de Hogar para tu segunda vivienda sería recomendable que te garantizase el traslado de mobiliario, la inhabitabilidad temporal, reposición de llaves, asistencia informática…Y sobre todo, es muy importante que te ofrezca asistencia 24 horas para que puedas recurrir al seguro en cualquier momento.

Un seguro a medida. Al estar menos tiempo en tu segunda residencia, no necesitarás contratar tantas coberturas como para tu domicilio habitual, con lo que también será mucho más reducido el precio que pagarás por él que el que abonas por tu vivienda principal. La aseguradora calculará la prima en función de la frecuencia de uso de estas viviendas y de la calidad de los materiales de los bienes asegurados en ella. Aunque si realmente quieres contar con total tranquilidad en los largos periodos que dejas tu casa sola, puedes contratar coberturas opcionales que te cubran en caso de que se produzcan daños estéticos en el interior de tu casa, o, por ejemplo si tienes jardín, el seguro puede garantizarte su reconstrucción o los daños a su mobiliario. Busca un seguro flexible, a la medida de tus necesidades.

En el seguro para tu segunda residencia no debe faltar la cobertura de responsabilidad civil. Imagínate que después de pasar tus vacaciones en la casa de la playa, te vas con prisas, dejas un grifo abierto y causas una gotera a tu vecino de abajo. Con esta garantía, la aseguradora responderá frente a los daños que puedas causar a terceros.

Pero, en el ámbito asegurador, ¿qué se considera segunda vivienda? Pues es aquella en la que no se vive habitualmente, siendo solo un lugar recurrente para fines de semana o vacaciones. Un domicilio que pasa la mayor parte del tiempo deshabitado, aunque si está deshabitado entre 180 y 270 días al año, ya se consideraría desocupación, no segunda residencia. También se puede considerar como tal la propiedad que alquilas a terceros, siempre y cuando no sea por un periodo superior a los 90 días anuales.

Así que, tengas la casa que tengas, lo principal es que asegures tu tranquilidad contratando el seguro de Hogar más adecuado para ella. MUSAAT te ofrece el mejor seguro de Multirriesgo Hogar (ver el artículo del blog: Tu hogar, ahora más seguro que nunca), que cuenta con las mejores coberturas para tu segunda residencia. Entre otras ventajas, el seguro de Hogar de la Mutua cuenta con importantes descuentos si tienes la póliza de RC Profesional de Aparejadores/AT/IE con MUSAAT, tanto en el seguro de Hogar, que pueden llegar hasta el 25%, como una bonificación en el seguro de RC Profesional. Y si no eres mutualista, también tendrás descuento en el seguro de Hogar, de hasta el 15%, dependiendo de la cantidad de viviendas que asegures. Además, podrás ganar un Smart TV.

Hay que recordar que el seguro de hogar no es obligatorio, pero sí muy recomendable, para controlar lo incontrolable y para ahorrarte mucho dinero. Y es que aunque actúes con la máxima precaución, son muchos los siniestros en los que tú y tus viviendas os podéis ver involucrados.