Musaat, siempre con los grandes profesionales
x
Buscar
martes, 13 de octubre de 2020

El impacto digital en el sector seguros

La pandemia ha traído consecuencias muy negativas pero, a su vez, también “efectos” positivos. El estar confinados en nuestros domicilios nos ha hecho darnos cuenta de la importancia de la tecnología en nuestras vidas, y ha provocado una digitalización a marchas forzadas (teletrabajo, educación…) Los avances tecnológicos nos han permitido estar hiperconectados en nuestros domicilios, una tabla de salvación para superar el confinamiento y también para seguir con el día a día de muchos negocios, que han podido sobrevivir gracias a las nuevas tecnologías.

Los usuarios, por tanto, tenemos cada vez vidas más digitales, con acceso a información y tecnología que nos permite tomar mejores decisiones y lograr interacciones diarias con las empresas de manera más inmediata. A la hora de comprar un bien o solicitar un servicio, tendemos ya a buscarlo en la red, y nos hemos amoldado a la comodidad de hacer todo desde nuestros domicilios y nuestros aparatos móviles (teléfonos, tablets, ordenadores…), desde comprar un artículo en una plataforma de venta hasta contratar un seguro. Y el estar confinados a raíz del COVID-19 ha acuciado aún más esta necesidad de tener todo al alcance de la mano, sin desplazarnos para realizar cualquier trámite.

Las empresas en general, y las entidades aseguradoras en particular, tienen que empezar a entender a estos nuevos clientes y adaptarse al nuevo entorno digital, un reto que muchas de ellas ya han comenzado pero en el que tienen que profundizar en los años venideros para satisfacer de una forma más eficaz la demanda de sus asegurados de la “nueva generación”, basada en interacciones electrónicas, nuevos productos, y mejorar la gestión de la experiencia del cliente.

Transformación digital. En la semana del seguro de este año, y antes de que irrumpiera el COVID-19 en nuestras vidas, se hizo hincapié en el que el futuro del sector seguros pasa por ofrecer un valor añadido a los clientes: diseñando productos de seguro a medida, conociendo mejor al público objetivo, ofrecerles propuestas de valor más ajustadas a sus necesidades… Las nuevas tecnologías son nuestros aliados en este sentido, tenemos una ingente cantidad de datos que nos permiten mejorar en el diseño de nuestros productos para adaptarlos a las necesidades y perfiles de nuestros mutualistas. Para emprender esta transformación digital, MUSAAT ha puesto el foco en mejorar los procesos, para adaptarse a los nuevos tiempos digitales y está modificando su modelo de negocio. Un modelo basado en sus asegurados, que lo que demandan en estos momentos es la posibilidad de escoger cómo y dónde quieren recibir la información. Por tanto, la Mutua se va a centrar en la movilidad, en la conectividad, en definitiva, en la digitalización.

Firma electrónica de las pólizas. El primer paso en este sentido ha sido implantar la firma digital para las nuevas altas de este año del seguro de RC Profesional de Aparejadores/AT/IE, un proceso que se ha llevado a cabo con éxito. Por ello, la renovación de 2021 de este seguro también se va a poder realizar con firma digital. Aunque se sigue ofreciendo a los mutualistas que lo deseen continuar utilizando la firma manuscrita como hasta ahora para rubricar los documentos relativos a su póliza, se recomienda que utilicen mejor la firma electrónica, ya que presenta muchas ventajas, entre las que destacan cinco: seguridad, ahorro de costes, mayor agilidad, mejora de la experiencia de cliente y cuidado del medio ambiente.

Para firmar digitalmente los documentos, los mutualistas deberán acudir a la parte privada de la web de MUSAAT, a la que se accede mediante clave personal. Si aún no se han registrado, los mutualistas necesitarán la clave de activación para el primer registro, que encontrarán en la carta de renovación de su seguro. Si la han extraviado, la pueden solicitar a su mediador de seguros o directamente en la Mutua.