Musaat, siempre con los grandes profesionales
x
Buscar
viernes, 6 de agosto de 2021

La mediación como resolución de conflictos en la Construcción

Desarrollar proyectos constructivos no es fácil, ya que existen muchas variables que se tienen que tener en cuenta y participan en ellos un gran número de técnicos. Hay opiniones distintas entre arquitectos, Aparejadores y responsables de la ejecución, mucha burocracia, impagos sobrevenidos por terceros…

En definitiva, los conflictos y la confrontación en el sector de la construcción existen, pero su gestión puede ser más sencilla si se cuenta con un mediador.

La Mediación en construcción es un proceso voluntario, un método de resolución de conflictos en el que las partes con la asistencia de un mediador, que ha de ser imparcial y neutral, consiguen por sí mismas adoptar acuerdos de forma satisfactoria. Este proceso está regulado por la Ley 5/2012, de 6 de julio, de Mediación en Asuntos Civiles y Mercantiles y por el Real Decreto 980/2013, de 13 de diciembre. Además, existen otros textos legislativos, más de 27, que hacen referencia la mediación como fórmula alternativa para resolver conflictos, entre ellos, la Ley de Ordenación, Supervisión y Solvencia de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras o la Ley del Baremo, que en su artículo 14 introduce la mediación como vía a la que podrá acudir el perjudicado, en caso de desavenencia, en relación con la valoración de daños personales ocasionados en accidentes de circulación.

¿Cómo iniciar el proceso de Mediación? Es recomendable iniciar un proceso de mediación antes de llegar a la vía judicial. Pueden solicitar la asistencia de un mediador una o las dos partes e, incluso, en las cláusulas contractuales puede aparecer que la mediación sea la forma de resolver un conflicto.

¿En qué casos debo acudir a un mediador? Algunos de las situaciones más demandantes de la mediación y en las que se ha demostrado muy eficaz en la resolución de este tipo de conflictos en el sector de la edificación son:

  • Vicios constructivos.
  • Discrepancias técnicas entre los profesionales.
  • Certificaciones.
  • Incumplimiento de contrato, plazos o garantías.
  • Daños.
  • Impagos.

¿Qué sucede en los conflictos de Responsabilidad Civil? En los casos en que una de las partes en conflicto cuente con un seguro de Responsabilidad Civil, la compañía de seguros debería estar presente, en el procedimiento de mediación, porque conforme suele establecerse en las condiciones generales y especiales de los seguros de RC, el asegurado no podrá negociar ni asumir ninguna responsabilidad sin conocimiento ni consentimiento de la compañía.

¿Quién puede ser mediador? Pueden ser mediadores las personas que se hallen en pleno ejercicio de sus derechos civiles, siempre que no se lo impida la legislación a la que puedan estar sometidos en el ejercicio de su profesión.

En este sentido, los Colegios Profesionales de Aparejadores y Arquitectos Técnicos ofrecen formación sobre este asunto a sus colegiados, además, algunos cuentan con Centros de Mediación que prestan servicio a los ciudadanos.

¿Quién gana en un proceso de mediación para la resolución de conflictos? La mediación pretende que las partes no se consideren como ganadoras o perdedoras tras el proceso, de forma que el acuerdo sea duradero y el conflicto quede resuelto de forma definitiva.

¿Cuáles son las ventajas de la mediación? Sin duda, una de las ventajas de acudir a un mediador es la rápida resolución de conflictos. Por ejemplo, en siniestros de Responsabilidad Civil, de media, pasan cinco años desde la apertura de un siniestro hasta su cierre. Sin embargo, con la mediación y dependiendo del número de sesiones que se estipulen, una reclamación se puede resolver en seis meses. Otro de los aspectos positivos, es el carácter confidencial que tiene este proceso, ya que hace que se preserve la reputación profesional de los asegurados.

MUSAAT apoya de manera decisiva la implantación de la mediación de conflictos en el proceso constructivo y ofrece, en su póliza de RC Profesional, la cobertura de dicha actividad sin el pago de prima adicional.

En definitiva, el objetivo de la mediación es lograr la comunicación entre las partes, ya que son ellas quienes tienen la potestad y la voluntad de querer resolver el conflicto de buena fe. Cualquier conflicto derivado del proceso constructivo puede solucionarse a través de un mediador.