Musaat, siempre con los grandes profesionales
x
Buscar
viernes, 23 de julio de 2021

¿Qué es el infraseguro y cómo solucionarlo?

Hablamos de infraseguro cuando en un contrato de seguro se da la casuística que la suma asegurada es inferior al valor del interés asegurado, teniendo como consecuencia la aplicación de la regla proporcional en caso de producirse el siniestro. Es decir, según indica el artículo treinta de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, si en el momento de la producción del siniestro la suma asegurada es inferior al valor del interés, el asegurador indemnizará el daño causado en la misma proporción en la que aquélla cubre el interés asegurado. La legislación añade que  las partes, de común acuerdo, podrán excluir en la póliza o con posterioridad a la celebración del contrato, la aplicación de la regla proporcional prevista en el párrafo anterior.

Hasta aquí, la definición técnica. Para entenderlo mejor: si infraseguras un bien o una actividad, es decir, lo valoras por debajo de su valor real, la indemnización que recibirás es probable, también, que sea menor de la que esperas. Por ello, a la hora de contratar el seguro, es muy importante que te informes previamente del valor real de los bienes o actividad cuyo riesgo se pretende asegurar para evitar que, en caso de producirse cualquier percance o siniestro, percibas por parte de la entidad aseguradora una indemnización inferior al valor de los daños que se hayan ocasionado. Una situación nada deseable, ya que con la mencionada regla de proporcionalidad, la entidad aseguradora calculará la indemnización multiplicando la suma asegurada por los daños sufridos y dividiendo esta cantidad por el valor real de los bienes dañados.

Por tanto, para evitar el infraseguro, antes de contratar la póliza tienes que elegir muy bien la suma que vas a asegurar. De ello depende tanto tu satisfacción y tranquilidad como el equilibrio técnico de la entidad aseguradora para ajustar sus cálculos y garantizar las coberturas. Para estar plenamente asegurado, tiene que existir un “seguro a valor real”, es decir, que la cantidad que se fije en la póliza refleje con exactitud el valor del bien. Así, en caso de siniestro, la indemnización coincidirá totalmente con el valor del daño sufrido. Sin embargo, si hay infraseguro, la entidad aseguradora aplicará la regla proporcional:

Seguro de Hogar. Por ejemplo, vas a contratar un seguro de Hogar y la vivienda está valorada en 150.000 euros (valor real de los bienes), pero eliges un capital de continente en la póliza (el valor de construcción de la casa vacía) de 90.000 euros. La vivienda sufre unos daños por agua tasados en 30.000 euros. ¿Cuál será la indemnización que te correspondería? La aseguradora aplicará la regla proporcional:

Valor de los daños: 30.000, multiplicados por el capital asegurado (90.000 euros) entre el valor real de los bienes (150.000 euros) = 18.000 euros, es decir, el 60% de los daños tasados, ya que el capital asignado en el seguro a la garantía de continente cubre el 60% del valor real del inmueble. Qué ocurre entonces, que tendrás que hacer frente a los 12.000 euros restantes con tu patrimonio.

Lo mismo sucede con el contenido, los objetos que tienes dentro de tu casa. Es muy importante que hagas una valoración de los mismos lo más real posible. Imagínate que tienes en tu Hogar un piano, que vale 8.000 euros, y al asegurarlo, por desconocimiento, descuido, o de forma deliberada para pagar menos prima, decides valorarlo en 4.000 euros. A la hora de tener un siniestro, por ejemplo, se cae una lámpara de araña del techo encima y el piano queda inservible, el seguro va a indemnizarte por la parte proporcional, perdiendo dinero. Algo que podías haber evitado.

Cómo evitar o solucionar el infraseguro. Lo primero de todo: infórmate bien y recibe todo el asesoramiento necesario antes de contratar la póliza y las consecuencias que se pueden derivar de una mala elección de las garantías, un asesoramiento que te puede proporcionar tu mediador de seguros o la propia entidad aseguradora. Recuerda también que, en muchas ocasiones, lo barato sale caro. Si, por ejemplo, en el seguro de Hogar valoras el continente y el contenido a la baja, para pagar menos prima, al final puedes llegar a abonar una cantidad mucho mayor si tienes la desgracia de sufrir un siniestro. Para solucionar el infraseguro, te recomendamos que estudies muy bien lo que tienes contratado y siempre actualiza la información según tu situación actual, ya que puedes haber contratado el seguro hace muchos años y tus circunstancias ahora no sean las mismas, y el riesgo, tampoco.